a

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer. Proin gravida nibh vel velit auctor aliquet. Aenean sollicitudin, lorem quis.

a

Latest News

    No posts were found.

C/ Júpiter, 9 (Alcázar de San Juan)

L - V: 9.30 - 22.00 / S - D: CERRADO

 

Entrenamiento durante Embarazo

Maternity Fitness > Entrenamiento  > Entrenamiento durante Embarazo

Entrenamiento durante Embarazo

Cambiemos el sofá por el fitball. 

Entrenar durante el embarazo debería ser parte obligatoria (no opcional) de esta etapa.  A continuación os explicaré el ¿por qué, qué y para qué?

¿POR QUÉ es necesario entrenar durante el embarazo?

A veces podríamos plantearnos esa pregunta; pues bien, como entrenadora y especialista en esta etapa de la vida de muchas mujeres, lo explicaré. Siempre, cada una a sí misma, debería pensar en sus puntos débiles, allí donde podemos sentir molestias frecuentemente (como en muchos casos la zona lumbar, cervicales, rodillas, hombros…).

Durante el embarazo, esas molestias, pueden acentuarse si no hacemos nada para evitarlo, es decir, un trabajo compensatorio. Por ejemplo; si antes del embarazo era una persona sedentaria (sin una rutina de ejercicio físico diario) y ya tenía dolores a nivel de la zona lumbar; casi al 99% de seguridad, durante el desarrollo del embarazo, esas molestias aumentarán, por tanto tendríamos que realizar una compensación con el trabajo de la zona abdominal. Y exactamente igual con el resto de zonas anteriormente nombradas. Los cambios físicos en una mujer embarazada son visibles (y en mi opinión, preciosos) pero tenemos que ir más allá, a lo que está ocurriendo por dentro.

Tenemos que entrenar porque:

  1. Es una ayuda para sentirnos lo mejor posible durante esos 9 meses de cambios, por ejemplo evitando una lumbo-ciática que nos deje en la cama 15 días, o una fatiga, sentirnos cansadas…
  2. Hay que preparar al cuerpo para un momento tan estresante como es el parto. Por supuesto (como algunos/as pensarán), el cuerpo de una mujer está preparado de forma innata para afrontar esa situación, pero ¿por qué no lo hacemos más fácil si tenemos las herramientas y conocimientos suficientes?
  3. La recuperación posparto siempre será mejor en un cuerpo con una base física que sin ella (suelo pélvico, pérdida de masa muscular, resistencia aeróbica, fuerza muscular…).

¿QUÉ tenemos que entrenar?

El entrenamiento debe focalizarse directamente en aquellos puntos, llamémoslos débiles, característicos de esta etapa:

  • Correcciones posturales a nivel de la zona cervical
  • Trabajo compensatorio para la zona lumbar, debido al aumento del volumen abdominal.
  • Movilidad articular
  • Movilidad pélvica
  • Trabajar la tonicidad y elasticidad del suelo pélvico (esto lo contaré mas detalladamente en otro post)
  • Trabajo compensatorio para la zona pectoral, debido al aumento de las mamas.
  • Conciencia corporal (equilibrio, propiocepción, control de nuestra propia imagen en un espejo).
  • Faja lumbo-abdominal.

¿PARA QUÉ tenemos que entrenar?

Básicamente la respuesta es: Para tener buena calidad de vida. Actualmente las mujeres somos guerreras, inconformistas, independientes, activas, trabajadoras (aunque esto ha sido siempre). Tenemos que ir a por lo mejor para nosotras, a sentirnos bien y no vivir bajo la idea de “estar embarazada es encontrarse mal cada día” ¡¡noo!! Todo puede mejorar, todo puede ir a mejor, pero está en ti la decisión.

Cuídate. Cuídalo.

*Embarazos de Riesgo son casos externos a este post, dependiendo el caso (valorando si se trata de una contraindicación absoluta o relativa) se podría guiar un entrenamiento.

Maternity Fitness Admin

Maternity Fitness Admin

Sin comentarios

Tu comentario...NombreE-mail

Dejar una respuesta